Qué es Autismo

blockes autismo

El Autismo es un trastorno del desarrollo neurológico. A la fecha se concibe como un grupo llamado “Trastornos del Espectro Autista (TEA), trastornos son ciertas condiciones que afectan el
comportamiento social y comunicativo de un niño durante toda su vida, presentando conductas extrañas que difieren en frecuencia y calidad al juego y la interacción que observamos en los niños típicos (normales).

Los niños con “TEA” pueden progresar y aprender nuevas habilidades y lograr una recuperación importante, en el presente es importante saber que este padecimiento del desarrollo tiene un tratamiento de intervenciones psicoeducativas que les permiten avanzar en su desarrollo, desde el punto de vista médico aún no se establecen las causas y por tanto aún no se puede hablar de que un tratamiento que lo cure.

Algunos niños pueden mejorar tanto, que aparentemente ya no presentan los criterio para considerarlo autista, aunque algunas características de este problema siempre estarán presentes en cierto grado.

Entre más temprano sea tratado un niño con Autismo, mejor será su progreso y los resultados serán más satisfactorios. Es importante saber que el número de síntomas y su severidad pueden variar enormemente de un niño a otro.

Historia del Autismo

La palabra autismo proviene del griego auto - de “autos”, que significa “propio, uno mismo”, fue utilizada por primera vez por el psiquiatra suizo
Eugene Bleuler, en un tomo del American Journal of Insanity en 1912.

La clasificación médica del autismo no ocurrió hasta 1943 cuando el Dr. Leo Kanner del Hospital John Hopkins estudió a un grupo de 11 niños e
introdujo la caracterización autismo infantil temprano. Al mismo tiempo, un científico Austriaco, el Dr. Hans Asperger, utilizó
coincidentemente el término psicopatía autista en niños que exhibían características similares. El trabajo del Dr. Asperger, sin embargo, no fue
reconocido hasta 1981 (por medio de Lorna Wing), debido principalmente a que fue escrito en alemán.

Las interpretaciones del comportamiento de los grupos observados por Kanner y Asperger fueron distintas. Kanner reportó que 3 de los 11 niños no hablaban y los demás no utilizaban las capacidades lingüísticas que poseían. También notó el comportamiento auto-estimulatorio y "extraños" movimientos de aquellos niños. Asperger notó, más bien, sus intereses intensos e inusuales, su repetitividad de rutinas, y su apego a ciertos
objetos. Indicó que algunos de estos niños hablaban como "pequeños profesores" acerca de su área de interés, y propuso que para tener éxito en las ciencias y el arte, un poco de autismo puede ser útil.

Aunque tanto Hans Asperger como Leo Kanner posiblemente observaron la misma condición, sus diferentes interpretaciones llevaron a la
formulación de Síndrome de Asperger (término utilizado por Lorna Wing en una publicación en 1981) y lo que comúnmente se llama autismo de Kanner para referirse a autismo de alto y bajo funcionamiento respectivamente.

REDONDA 5

Concepto actual del autismo

Hasta hoy, el Autismo es una condición con la que se nace y se
permanece durante toda la vida, cada una, con un sinnúmero de
habilidades diferentes que les permiten vivir y poder ser parte de
nuestra comunidad. Sólo hay que enseñarlos, apoyarlos y querelos para que estas habilidades se potencialicen al máximo y los lleve, día a día, a tener una mejor calidad de vida, a integrarse a la sociedad y a vivir y convivir en cualquier ambiente social, de trabajo o familiar, ya que ellos, son personas capaces de ser igual o mejores que cualquiera.

Su condición es sólo una parte de ellos, son personas como cualquiera. Son diferentes si, pero todos somos diferentes, vivimos en un mundo de diversidad en donde tenemos la responsabilidad de vivir juntos sin importar raza, status social, diferencia de pensamiento o percepción del mundo, que es el caso de las personas con Autismo. Sus sentidos están tan desarrollados, que escuchan y sienten de
diferente manera. En vez afirmar que es una dificultad, habría que
decir que es una gran habilidad que los convierte, tal vez, en una
nueva generación de humanos.

Los padres familia y profesionales que viven y tratan a personas con Autismo, han comprobado y se asombran de sus grandes habilidades, pero para que estos niños, adolescentes o adultos descubran todo su potencial, hay que trabajar duro. No es fácil, pero, si no se hace nada, de seguro estas habilidades no aparecerán.

El trabajo de los padres junto con la familia y los profesionales es fundamental en el desarrollo progresivo de estas personas, es de vital
importancia enseñarles que utilicen esas habilidades en forma positiva y funcional.

Los padres tenemos la responsabilidad de mantener, educar y hacer personas de bien a nuestros hijos, pero para lograrlo debemos conocerlos, entenderlos y amarlos más allá del autismo o más allá de un diagnóstico, por qué todo lo que se haga por ellos hoy y día con día, seguro tendrá grandes satisfacciones.